Actualidad

Bioenvases inteligentes para la conservación del aceite de oliva

El centro tecnológico vasco IK4-TEKNIKER, está desarrollando una nueva generación de envases, que permite mantener los alimentos saludables y en buen estado durante más tiempo. Esta iniciativa denominada BIOSMART tendría un gran impacto en la conservación del aceite de oliva. Gracias a las propiedades de estos Bioenvases inteligentes, se podrá controlar la permeabilidad al agua, oxígeno y CO2. Así como bloquear las radiaciones ultravioleta responsables de la oxidación de las grasas, pérdida de vitaminas, color y efectos adversos en el sabor del aceite de oliva.

BIOSMART poseerán funcionalidades que permitirán monitorizar los gases presentes en el interior. Y alargar la vida media del aceite, a través de unos sensores imprimidos en el envase. Otra función es evitar la adhesión y proliferación de microorganismos como bacterias, hongos y levaduras, y por tanto su crecimiento dentro de los bioenvases.

Los bioenvases inteligentes también incorporarán materiales de cambio de fase. La finalidad es regular la temperatura para conseguir mantener la cadena de frío. Que en el caso del aceite de oliva es de suma importancia. Manteniendo el producto a una temperatura óptima.

Los bioenvases inteligentes son respetuoso con el medio ambiente

Los envases desarrollados en esta iniciativa, estarán fabricados a partir de materias primas orgánicas naturales. Dando lugar a envases biodegradables y compostables que puedan transformarse en biomasa, CO2 y agua tras su uso. O bien, en envases reciclables para simplificar su posterior tratamiento y reutilización. El objetivo es reducir el desperdicio de alimentos y las emisiones de dióxido de carbono. Ayudando a proteger el medio ambiente.

Se emplearán tecnología de vanguardia con un coste de producción competitivo con los envases actuales. Con el fin de su inclusión en el mercado.

Durante el desarrollo de todo el proyecto se tiene en cuenta la necesidad de cumplir con la legislación vigente sobre plásticos en contacto con alimentos EC 1/2011, EC 1183/2012 y EC 2016/1416 y sobre materiales y objetos activos e inteligentes destinados a entrar en contacto con los alimentos EC450/2009.