El futuro del aceite de oliva
Actualidad

El Futuro del Aceite de Oliva

La presente campaña 2018/19 es determinante para el futuro del Aceite de Oliva, tanto a nivel agrario como industrial. Se estima que la producción mundial de aceite de oliva puede llegar a las 3.000.000 de toneladas y España volverá a aportar la mitad de esta cantidad, gracias a un incremento del 26 por ciento en su producción.

España apuesta por el futuro del aceite de oliva

Un estudio realizado por el Departamento de Estudios Oleícolas del Centro de Excelencia de Aceite de Oliva las casi 12 millones de hectáreas de olivos existentes en el mundo producirán casi 19 millones de toneladas de acdeite de oliva en esta campaña. Además, se prevé que el único país que incrementará su producción será España, país que lleva cuatro campañas consecutivas aglutinando la mitad de la producción mundial.

En cuanto al resto de países, destaca que los ocho principales productores de aceite de oliva suponen cerca de un 90% de la producción mundial. Grecia es el segundo en la lista, con 230.000 toneladas; esto supone una reducción del 33% con respecto al año pasado. Turquía da la sorpresa con sus 220.000 toneladas de aceite que, a pesar de representar un 16% menos que en la campaña anterior, coloca a este país como tercero en la lista.

Italia pierde fuerza

Italia, tras un considerable descenso de un 50% en su producción, se queda en 200.000 toneladas, quedando cuarto. Quinto tenemos a Túnez, también acusa un fuerte descenso de más del 40% respecto a la campaña anterior, se queda en 165.000 toneladas. En sexto lugar con 115.000 toneladas está nuestro país vecino Portugal, que tras el récord que obtuvo en 2017 este año ha descendido un 14%.

Otro país próximo como Marruecos ocupa el séptimo lugar, con unas importantes 110.000 toneladas de aceite de oliva. Siria cierra la lista con 100.000 toneladas, igual que el año pasado.

No hay muchas sorpresas en este ranking, a excepción de Italia que ha bajado a la cuarta posición de los países productores de aceite de oliva tras quedar segunda el año pasado. Además, esta tendencia a la baja viene siendo constante durante los últimos diez años. España es el único país que incrementa su producción y es, con mucha diferencia el país líder en el sector del olivar.