españa, italia, produccion, campaña, rendimiento, exportacion
Actualidad

España rescata a Italia tras un año catastrófico

España rescata a Italia tras el tremendo desplome de la cosecha en el país transalpino y el resto del Mediterráneo. Según las últimas previsiones de la Comisión Europea, nuestro país exportará el 75% del aceite de oliva de la UE en 2019. Esto supone casi 1.600.000 toneladas de aceite. Entre otros factores, esto se debe fundamentalmente al desplome del 50% que ha sufrido la producción italiana de aceite. Otros países como Grecia y Portugal también han sufrido un recorte, aunque menos severo.

A contracorriente: España rescata a Italia

En este caso, la situación en España es totalmente opuesta. Aquí la producción ha aumentado un 26% con respecto al año pasado. Después de España se sitúa Grecia, a pesar de una reducción de un 33% en su producción.

Italia ha bajado hasta el cuarto puesto de los países productores. Esto se debe fundamentalmente a las condiciones climatológicas padecidas el año pasado: heladas y tormentas de granizo. Además, los agricultores italianos también hacen referencia a la bacteria Xylella Fastidiosa y a la mosca de la oliva. En Apulia, principal región productora de aceite de oliva en Italia, se espera nada menos que una pérdida del 56% de la cosecha.

Es este aumento de la cosecha en España lo que ha permitido que, a nivel global, no escasee el aceite de oliva. España sigue siendo el principal país productor de aceite de oliva del mundo. Un aumento tan significativo en nuestra producción de aceite ha permitido contrarrestar la bajada generalizada en la cosecha del resto de países productores. De haberse producido pérdidas también aquí o incluso de haberse mantenido la producción en niveles similares a otras campañas, podría haberse dado una situación de escasez generalizada. Esta situación podría haber provocado aumentos de precio de un producto que, en nuestra cultura, es esencial prácticamente en cada uno de los platos que cocinamos a diario.