importaciones ilegales
Actualidad

Importaciones fraudulentas de aceite

Importaciones fraudulentas de aceite de oLIVA llegan A ESPAÑA DESDE SIRIA Y TURQUÍA.

estas importaciones a nuestro paíS requieren un mayor cuidado por parte de las organizaciones españolas de aceite.

Este problema de importaciones fraudulentas se debe a que, desde hace un tiempo, se ha detectado que desde Turquía salen partidas hacia España de aceite de oliva. Parece ser que esta operación tiene un motivo concreto. Se debe a que Turquía está intentando sacar partidas de aceite que proviene de saqueos a Kurdos en ciudades Sirias. Lo malo de todo esto es que no es la primera vez que se producen fraudes en España.

¿Quién ha pedido mayor control?

De esta información han dado parte una plataforma, ES Andalucía. Esta plataforma está formada por más de 14.700 socios, una cifra bastante elevada como para no tenerlos en cuenta. Sus socios están formados por agricultores y ganaderos. Piden que se lleve un mayor control sobre las importaciones que se taren a España.  Quieren que se impida en la mayor parte de lo posible las importaciones fraudulentas que llegan a España.

¿Quién dio la vos de alarma?

Pusieron la voz de alarma al percatarse de este dato Turco aparecido en medios alemanes. Deutsche Welle es el medio que dio voz sobre la importación a España de aceite de oliva que provenía de Turquía y de la posible procedencia de este aceite. Concretaban que procedía de Afrin y su entorno, dentro de Siria.

Estos datos cuadran con la información que emite el ICEX, el instituto de Comercio Exterior. Según los informes de este instituto, el volumen de aceite que se importó a España procedente en concreto desde Siria y desde Turquía, ha subido mucho en poco tiempo.

En concreto la cantidad de importaciones de aceite desde Siria, se han multiplicado por cien en un periodo de cuatro años. En 2014 se recogieron datos de que llegaron 149 toneladas. Sin embargo entre Enero y Noviembre de 2018 llegaron a las 15.800 toneladas que traducidas en ventas suponen una cantidad aproximada de 50 millones de euros.

Según ES Andalucía, la mayor parte de esas importaciones llegaron a Sevilla, Córdoba y Jaén.

En el caso de las importaciones desde Turquía, en enero y noviembre de 2018, fueron más del doble de las del año 2017, donde se pasó de 4.586 toneladas a 10.829 en tan solo un año. Estas cifras se traducen en 35 millones de euros. Nuevamente fueron Sevilla, Córdoba y Jaén las receptoras de estas importaciones farudulentas.