italia, produccion, aceite, oliva, xylella, fastidiosa
Actualidad

Mal año para el olivar en Italia

2019 ha sido un mal año para el olivar en Italia. Uno de los lemas que se pudo leer durante la manifestación de los chalecos naranjas en Roma rezaba «Salviamo olivocoltura italiana«. También se han reunido en otras regiones, como por ejemplo en Bari, la capital de Apulia. Solo en esta región se produce casi la mitad de todo el aceite de oliva del país, aunque eso ha cambiado. La cosecha ha caído en casi un 90% con respecto al año pasado. Un verdadero drama que afecta a miles de puestos de trabajo.

Otro mal año para el olivar en italia

Lo cierto es que el sector oleícola va de mal en peor en este país. Confagricoltura, la organización agraria que realiza los análisis cada año indicó que 2019 será el peor año de la industria italiana de los últimos 25 años. Lo cierto es que puede que sea peor aún; Desde que comenzaron los registros en 1961, sólo 1990 arroja unos datos de producción peores que este año con 163.000 toneladas frente a las 215.000 previstas para este año.

La situación es más preocupante aún si tenemos en cuenta que en 2008 Italia hizo 600.000 toneladas de aceite. Desde entonces esta capacidad productora ha caído progresivamente. Aunque hay muchos factores que influyen en los resultados de una campaña agraria, lo cierto es que en diez años no ha dejado de empeorar.

Italia, uno de los principales productores de aceite de oliva a nivel mundial se ha visto superada por Grecia, Túnez y, sobre todo, España. La situación es tan crítica que no dan abasto ni siquiera para su demanda interna que, a su vez, ha seguido creciendo.

Una bacteria responsable

Unos 4 millones de olivos han muerto por culpa de la Xylella fastidiosa. Esta bacteria ataca a los olivos de forma irreversible y no para de extenderse. Los intentos por detener a este patógeno han fracasado sistemáticamente.

El cambio climático también es responsable de esta situación. Las heladas de finales de febrero y el mal tiempo que ha arreciado en el país transalpino no son naturales y, desde luego, afectan mucho al olivar.

España, por su parte es el primer productor mundial de aceite de oliva en el mundo. Según el CEAO, producimos más del 50% de todo el aceite de oliva mundial. Además, se trata de aceite más barato y de una calidad superior. Aun así hay que ser prudentes porque ya se han detectado ciertos brotes de la Xylella fastidiosa en cuatro comunidades.

Confagricoltura está intentando conseguir algún rescate por parte del Estado italiano. En su opinión, la gran regulación del sector, el idealismo agrícola y la lucha de los ecologistas por mantener las variedades históricas impiden la implantación de un olivar intensivo y con variedades más resistentes a las bacterias. Este último sistema es el que tenemos hoy implantado en España.