olivar español en riesgo de abandono
Actualidad

Más del 20 % del olivar español en riesgo de abandono

La asociación Deoleo ha publicado esta semana su informe Salvemos el buen aceite. En dicho documento, el consultor estratégico y experto en aceite de oliva Juan Vilar advierte que más del 20% del olivar en España se encuentra en riesgo de abandono.

El informe detalla que el actual modelo de olivar español no es sostenible y presenta un futuro incierto para el agricultor y los operadores. Más de 130.000 hectáreas de olivar tradicional no mecanizable se encuentran ya en proceso de abandono y más de 500.000 hectáreas podrían desaparecer en la próxima década. Es decir, más del 20 % del total de olivar en nuestro país y de 200 mil pequeñas explotaciones (de entre 1 y 3 hectáreas cada una) de unas 300 mil familias de Andalucía, Castilla-La Mancha, C. Valenciana, Cataluña y Aragón.

En España, primer país productor y uno de los principales consumidores de aceite de oliva del mundo, el consumo también está descendiendo. Con un total de 2,7 millones de hectáreas de olivar productivo, más del 90 % son destinadas a la obtención de aceite.

Todo ello unido a un sector centrado en el volumen y en la agresividad en los precios. Los costes productivos por Kg de aceite de oliva varía entre una amplia horquilla determinada por el tipo de cultivo. Oscilando entre los 0,80 € de las explotaciones de alta densidad y los 2,40 €/Kg de media de las tradicionales, en fincas de alta pendiente y no mecanizables. Lo que las sitúa bajo el umbral de la rentabilidad.

Cómo revertir esta situación de abandono

La sostenibilidad del aceite de oliva español requiere iniciativas por parte de todos los agentes basadas en la trazabilidad, unos estándares de calidad más exigentes, la diferenciación de sus variedades, la promoción del consumo y la educación del consumidor, priorizando la generación de valor sobre el volumen de producción, así como dotar de inversión continua destinada a la formación a los pequeños agricultores en prácticas eficientes y sostenibles.

En opinión del autor del estudio, “es posible, y necesario, revertir esta situación. Hace falta el compromiso de todos los agentes del sector para mantener un tipo de olivar que tiene un importante papel social, económico y medioambiental.  Que es típicamente español y que, por su singularidad, aporta una enorme riqueza y variedad a la oferta de aceite de oliva”.