NUEVAS NORMAS PARA COMBATIR LA PROPAGACIÓN DE PLAGAS
Actualidad

Nuevas normas para combatir la propagación de plagas

La Xylella fastidiosa cada vez más se está convirtiendo en un verdadero peligro para el olivar y otras plantas. Ataca el cultivo creando muchos costes para la industria y dañando seriamente la fruta. Este tipo de plaga, junto con otras no menos importantes, como la mosca oriental, está creando una seria preocupación en los organismos especializados. Obligados a implementar normas fitosanitarias para combatir y parar la propagación de este tipo de plagas.

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) informó este martes 3 de abril en Roma, que La Convención Internacional de Protección Fitosanitaria ha aprobado nuevas normas para lucha contra seis plagas potencialmente peligrosas y que son una amenaza para el bienestar de las plantas, la salud humana, el ambiente y la economía.

¿Cuáles son las nuevas normas?

Este organismo internacional, ha adoptado nuevos protocolos que describen los procedimientos para que los países puedan identificar correctamente estas plagas. Pero las reglas se limitan a los trabajos de diagnóstico. No incluyen otros estándares relativos a la vigilancia o a los tratamientos específicos que se deben aplicar para controlar las plagas.

Otra de las normas dictada, está relacionada con orientaciones sobre métodos mejorados de fumigación. Dada la creciente preocupación sobre los fumigantes que pueden ser perjudiciales para la salud humana y el medio ambiente. En ella se indica los requisitos de temperatura, duración y cantidad de sustancias para que la fumigación sea efectiva. También propone soluciones para reducir sus impactos negativos. Según una nota de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

La Xylella fastidiosa 

La Xylella fastidiosa es una de las bacterias más peligrosas del mundo para los vegetales. Provoca una variedad de enfermedades con enorme impacto económico sobre la agricultura, los jardines públicos y el medio ambiente. Provoca infecciones graves, debilidad para producir fruto o incluso la muerte de la planta en muy poco tiempo.

Consecuencias de la propagación de las plagas

Existen riesgo elevado de propagación de plagas a nuevas zonas. Desde 2015 se está propagando rápidamente desde las Américas a Europa y Asia.

La FAO estima que entre un 20 y un 40 por ciento de la producción agrícola mundial se pierde cada año a causa de las plagas. Las enfermedades de las plantas le cuestan a la economía mundial unos 220 000 millones de dólares anuales, y los insectos invasores unos 70 000 millones de dólares.

Las nuevas normas dictadas, tienen la tarea de evitar la propagación de estas plagas por todo el mundo debido al aumento del comercio a nuevas zonas.