Xylella fastidiosa
Actualidad

Ya es posible detectar de forma temprana la Xylella fastidiosa

Los laboratorios españoles Ascires-Sistemas Genómicos han desarrollado un test genético, basado en los protocolos establecidos por la Organización Europea y Mediterránea para la protección de cultivos (OEPP/EPPO), capaz de detectar de forma temprana y precisa la presencia de Xylella fastidiosa en los cultivos.

El test de detección molecular permite descubrir con gran fiabilidad la presencia de Xylella fastidiosa en cualquier árbol o planta, a través de un análisis de ADN que confirma la infección en tan sólo 12 horas. Esta precisión es posible gracias al uso del denominado sistema de PCR en tiempo real. Una técnica que se dirige a zonas específicas del genoma de esta bacteria, lo que facilita su detección incluso en plantas que todavía no presentan síntomas.

¿Qué es la Xylella fastidiosa?

La Xylella fastidiosa es una bacteria que supone una seria amenaza para muchos de los cultivos de España, como el olivo pero también los almendros, ciruelos, melocotoneros, etc. Actualmente una planta infectada por esta dañina bacteria no se puede curar y, por tanto deja de ser productiva. Se trata, por tanto, de una de las principales plagas que amenazan nuestros campos.

Esta bacteria se transmite a través de insectos. Al alimentarse de una planta infectada portan la Xylella fastidiosa y la transmiten a la siguiente planta.

Prueba innovadora de detección molecular

Lucía Bernad Palomares, gerente del área de Agrogenómica en Ascires ha explicado en qué consiste este test genético; “Buscábamos desarrollar un test que identificase esta bacteria tan perjudicial. Siguiendo las recomendaciones establecidas a nivel europeo, ya que la UE tiene fijado un sistema de alarmas específico para esta enfermedad. Nuestro objetivo es ofrecer a los agricultores una prueba sencilla y accesible por su bajo coste. Para que puedan detectar esta enfermedad con la mayor rapidez posible. El test que hemos diseñado utiliza dos sistemas de detección distintos basados en la técnica denominada PCR en tiempo real. Lo que nos permite identificar la práctica totalidad de las subespecies de la Xylella fastidiosa conocidas en la actualidad”.

Esta prueba genética nace en pleno surgimiento de nuevos casos de Xylella fastidiosa en España, localizados en la Comunidad Valenciana, Madrid y Andalucía, que se suman al primer brote detectado en nuestro país en 2016, en Islas Baleares.